Comprar Antes que el Oro y la Plata

DESCARGUE AQUI EL ARCHIVO PDF -  (protegido)  Si usted ya CUENTA con la contraseña, bastará con ingresarla y acceder a el contenido completo del libro.

  1. REALICE UNA DONACIÓN DE $10 en el cuadro de donación a su lado derecho.
  2. Incluya la información que se solicita abajo en los campos y envíe este formulario

Resumen: 

Cuales son las claves para vivir de acuerdo a la voluntad de Dios, en el aspecto financiero, ¿por qué hay pobres y por qué haya ricos? -Hay diferencia ante los ojos de Dios. Veamos los ejemplos de ambos según la Biblia.   Parte del problema que muchas personas e instituciones tienen hoy en día, es que nadie les enseñó o nunca aprendieron ¿cómo administrar los bienes que Dios les ha dado?, con principios básicos de administración financiera y manejan esta parte en una forma totalmente empírica o como consideran que es la mejor manera de acuerdo a su propio criterio.

Parte del problema que muchas personas e instituciones tienen hoy en día, es que nadie les enseñó o nunca aprendieron como administrar los bienes que Dios les ha dado, con principios básicos de administración financiera y manejan esta parte en una forma totalmente empírica o como consideran que es la mejor manera de acuerdo a su propio criterio.

Y la verdad es que en algunos casos tampoco se pretende que se vaya a la universidad a aprender sobre finanzas, aunque no sería malo hacerlo. Debemos de saber que quien nos ha dado todo es Dios, y es a Él mismo a quien tenemos que rendirle cuentas de lo que puso en nuestra manos.

Por ejemplo, lo mínimo que deberíamos de hacer es lo siguiente:

  • Conciliar nuestras cuentas bancarias.
  • Cuadrar los voucher de la tarjeta de crédito con el estado de cuenta respectivo.
  • Saber con cuántos recursos contamos a determinado momento.
  • Saber cuáles son nuestras obligaciones a corto, mediano y largo plazo y el costo de las mismas en caso aplique.
  • Proyección de ingresos y egresos por lo menos cada seis meses.
  • Metas de ahorro a corto, mediano y largo plazo.

Y así podríamos mencionar muchas más. En el caso individual es obligatorio hacerlo personalmente; en el caso de una institución alguien más lo puede hacer, pero siempre lo debemos de revisar.

En este libro pretendemos dar una guía práctica de cómo hacerlo, pero lo mas importante es que Dios, en su Palabra, nos muestra los beneficios de hacer las cosas bien hechas y el castigo por no hacerlas bien.

Para algunos esto es un choque entre la Fe en Dios y la práctica; pero lo podemos ver tan claro que no se va en contra de la Fe sino al contrario, se complementa, así como la Fe con las obras y las obras con la Fe.  Santiago 2:14: Hermanos míos, si alguno dice que tiene fe y no tiene obras, ¿de qué sirve?

copia aquí el código o numero de transacción paypal